anda rondando

sillas vacías

la muerte anda rondando

los bordes blandos

las aristas sanguíneas

de la rutina y sus cuartos

la noto en tus ojos temerosos

en la voz que no te sale

en la afonía de tu piel tensa

plagada de arrugas y cansancio

la veo pasar oronda y desafiante

por los atajos de mi jardín—

el malvón ya no respira

y el romero se extingue entre los yuyos

anda de gira subrepticiamente

por las baldosas flojas

de todas mis veredas—

las embarradas

las minadas de escombros

las que tienen pozos y raíces retorcidas

me la encuentro de frente

en el colectivo infestado de huesos

en el arroyo podrido que cruza la autopista

en los ojos vacíos de los laburantes desgastados

la huelo tenue

en los recuerdos que subsisten

de un amor-sepelio que flamea silencio

y me vuelve loca los viernes a la noche

la siento mórbida y jocosa

rozarme los pies fríos bajo las mantas

me tapa la boca y me sofoca

cada vez que aflojo mi risa

cada vez que el manto negro

que me cubre los hombros

se resbala y cae

dejándome liviana, indiferente

pensando

si mi amor isquémico renace o se atasca en un pantano

si vas volver a reír o solo te queda llanto

mamá

 

Anuncios

One thought on “anda rondando

Dame tu opinión

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s